Seleccionar página

GXO

El origen de la Fibrólisis Diacutánea – Técnica de ganchos

Apareció en los años 70 de la mano del fisioterapeuta sueco Kurt Eckman, que en sus años en Londres como discípulo de J. Cyriax practicaba el masaje transverso profundo. En ese tiempo se dio cuenta que no podía contactar con los dedos las localizaciones anatómicas finas, y fue cuando ideó un instrumental para poder acceder a planos de deslizamiento más profundos.

Los ganchos en un principio eran de madera, hueso, caparazón de tortuga u otros materiales similares como el latón, que con el paso del tiempo dieron origen a los ganchos en fisioterapia que se utilizan a día de hoy. Cada gancho presenta una curvatura diferente que permite alcanzar los múltiples relieves anatómicos que se interponen entre la piel y la estructura a ganchear.

Kurt Eckman, con la intención de romper o alisar estos corpúsculos u otras fibrosidades presentes entre dos superficies fasciales, ideó los ganchos que permiten profundizar más en el tejido para tratar cualquier lugar del sistema locomotor. Su forma hace que profundicemos más analíticamente en el tejido a la vez que nos permite realizar el acto de la fibrólisis, que los acabó en forma de espátula para reducir el dolor al efectuar la presión, siendo el método completamente indoloro excepto dónde exista inflamación.

Definición de la Fibrólisis Diacutánea

Esta técnica de ganchos en fisioterapia pretende restablecer la movilidad tisular por estiramiento y alargamiento de las adherencias ínter aponeuróticas o de realizar una lisis de los corpúsculos fibrosos irritativos situados a diferentes profundidades, realizando fibrólisis, es decir disolviendo las fibras adherentes que limitan la movilidad sin dañar los tejidos cutáneos (diacutánea)

Cada vez son más fisioterapeutas que se sirven de esta técnica para aumentar la eficacia de sus tratamientos

Es un método que trata las algias del aparato locomotor con el fin de liberar los planos de deslizamiento intertisulares, sus adherencias y corpúsculos irritativos por medio de movilizaciones tisulares analíticas y específicas que requieren un gran conocimiento de la anatomía
y de la biomecánica.

¿Para que está indicada la Fibrólisis Diacutánea?

A menudo el tejido conjuntivo presenta corpúsculos fibrosos y adherencias que reducen su elasticidad. Esto puede ser debido a cicatrices, macrotraumatismos, microtraumatismos, esquemas de tensión o a procesos inflamatorios. El resultado será malestar y dolor mecánico. Con esta técnica y un buen conocimiento de la anatomía palpatoria podremos realizar tratamientos más eficaces y obtener resultados rápidos en:

  • Adherencias post-traumáticas
  • Epicondilitis, epitrocleitis
  • Periartritis escapulo humeral.
  • Bursitis trocantérea,
  • Tendinitis
  • Ligamento plastias
  • Síndromes tróficos, algoneurodistrofia.
  • Síndromes compresivos, túnel carpiano…

La fibrólisis diacutánea es hoy, pues, un concepto de tratamiento no sólo local, sino también de tipo global.

El curso de ganchos para fisioterapeutas que os ofrecemos en KenZen Formación, nos permitirá alcanzar un conocimiento importante de la anatomía palpatoria, a la vez que nos ayudará a identificar la sintomatología dolorosa e invalidante de origen conjuntivo.

También aprenderemos a relacionar el aspecto puramente mecánico de la técnica, con el sistema metabólico-endocrino (inflamación, reparación tisular conjuntiva, nutrición, estrés…); así pues, al comienzo del curso, se dará una parte teórica dónde se pondrá de relieve la importancia del tejido conjuntivo.